Buena música VS Mala música

Foto de Laura Aparicio

¿Existe la buena música? ¿Existe la mala música? ¿Qué opináis? Voy a dar mi punto de vista, y luego, si os animáis, me podéis dar el vuestro.

Millones de veces hemos escuchado comentarios como: ¡Qué temazo! ¡Esto sí es buena música! o ¡Quita esa canción, que es horrible! ¡Esta música es lo peor! O mi preferida: ¡Menos mal que ya soy premium en spotify y puedo pasar de canción todas las veces que quiera!

Cuando escuchamos una canción, ¿Qué escuchamos? y por tanto ¿Qué valoramos? Los acordes que se usan, la melodía, la letra (en caso de que la tengan), el ritmo, el estilo… etc etc. Si pregunto esto a nivel general, seguramente la respuesta sería: “un poco todo”, pero realmente yo no estoy de acuerdo.

Las canciones no sólo son obras de arte que nos gusten por eso mismo, sino que llevan implícitas otras miles de millones de cosas. Muchas veces nos encanta una canción porque nos recuerda algo, o nos sentimos más afines a un estilo músical porque va con “nuestro modo de vida”, o nos encanta lo que dice la letra, o el ritmo nos parece pegadizo… Y eso serían los temazos. No olvidemos el factor cultural, que hace que nuestro oído esté hecho a una serie de armonías y acordes específicos que hace que “nos suene bien” y otro tipo de afinaciones o escalas que se usan en otros lugares, “nos suenen mal”. Pero, ¿Qué es mejor? ¿Qué música sería la buena?

Otro factor importante y que está relacionado con lo anterior es la formación musical. Si desde pequeños no escuchamos mucha música y no tenemos nada de educación musical, nuestro oído va a aprender bien poco y se quedará en las cuatro canciones que nos pongan 24/7 en la radio, que tengan macro-producciones y que haya mucho dinero invertido en ellas. Probablemente serán las que más nos gusten después.

Os propongo lo siguiente: escuchad las siguientes canciones y pensad cuál “sería el temazo” y cuál sería la canción para cambiar de cadena en la radio, y después, hablaremos de ellas:

Supongo que cada uno de vosotros ha elegido su temazo y su música basura. Pues bien, si analizamos vemos que todas ellas están formadas por la misma serie de acordes, e incluso, muchas de ellas hasta en el mismo orden. ¿Cuál es la diferencia? La letra, los sonidos de algunos instrumentos, en algunas el ritmo (el compás es el mismo en todas) y las producciones… Por tanto ya vemos qué factores influyen en muchos de los casos… Y vemos también, que la mayoría de esos factores incluso no están hablando de la propia música. 

¿Qué quiere decir esto? Que cuando valoremos alguna canción, tengamos claro que lo estamos haciendo desde lo que tenemos adquirido nosotras como “buena canción”, en lo que pueden influir factores como nuestra cultura, nuestra formación musical, nuestros recuerdos o incluso el dinero que se haya invertido en ella (producción). Y eso es nuestro punto de vista, que obviamente no hace que una canción sea mejor o sea peor por eso, sino que depende de los puntos que estemos valorando para ese juicio, muy diferentes en cada caso.

¿Qué opináis?

Opiniones

Leticia
25 mayo 2020

Muy de acuerdo con tu apreciación en general, Marta, en especial en la importancia de tener en cuenta el elemento cultural y la formación musical. En mi caso, también me quedo con "Cadillac solitario", porque encaja con uno de mis estilos musicales preferidos. Y, sin embargo, reconozco que "Despacito", pese a ser una canción que se ha vuelto cansina de tanto oírla, me gustó mucho en su estreno y la he bailado a tope! Toda la música es válida y es lícito disfrutar de ella en su inmensa variación, creo que muchos lo hacemos. Personalmente, escucho música de todo tipo, y si voy a una discoteca y me ponen reggaeton del "duro" también lo bailo. Si bien, no todo puede tener la misma "calidad" desde un punto de vista artístico y/o académico, y no creo que sea un crimen expresarlo en estos términos. A mí me gustan el chopped y la mortadela, pero no se me ocurriría discutir que su calidad es inferior al jamón de bellota. Bajo mi punto de vista (que no es el de experta en música ni mucho menos, tú lo sabes), aunque el debate sobre la buena/mala música será eterno, en el devenir cultural de los últimos años se están cambiando las tornas. Si antes era la alta cultura la que despreciaba las creaciones populares, demostrando una cerrazón ridícula, ahora es la cultura popular la que desdeña el arte que no es del gusto popular, tachándolo de elitista/pretencioso. Y con ello no digo que no haya música (y también cine, literatura, etc.) pedante y sin sentido, igual que música popular de una calidad maravillosa, pero también creo que hay creaciones que no son del gusto de todos porque hay que tener ciertos conocimientos previos para captarlas en toda su entidad. Y eso no es malo, nadie ha de sentirse peor o mejor por no identificarse con cierto tipo de producción cultural, ni desde un sentido ni desde el contrario. En el arte, no todo es sentimiento, hay un inmenso trabajo y aprendizaje (eso me lo has enseñado tú, Marta), y en ocasiones se trata de comprender ciertos códigos, como si fuera un idioma: si no sé hablar alemán y me hablan en alemán, no tengo que sentirme avergonzada por no saber responder. Pues con el caso de la música y el arte, lo mismo. ¡Y no pasa nada! Creo que habría que superar complejos, desde ambos lados (el de la alta cultura y el de la cultura popular), para disfrutar de la música en su totalidad, sabiendo que no solo "hay gustos para todos", sino momentos y entendimientos diversos, y eso está bien.

Marta Aparicio Puerta
26 mayo 2020

Suscribo todo lo que dices. No se puede expresar mejor además. Y me gusta mucho el punto en el que hablas de que en el arte no es todo sentimiento. Estoy muy de acuerdo. El sentimiento es uno de los pilares fuertes, pero lejos de lo que mucha gente cree, otros pilares importantes son el trabajo y el esfuerzo. Como dijo Picasso, "No creo en las musas, pero si llegan que me pillen trabajando". También muy interesante el factor de la "alta cultura" del que bien hablas. Históricamente ha habido ciertas músicas que se han asociados a círculos económicos concretos. Bien es verdad, como dices, que eso está cambiando, pero todavía arrastramos ciertas cositas que no hemos conseguido cambiar, bien por factores socio-culturales, económicos o vete tú a saber! Muchísimas gracias por comentar, me ha parecido todo lo que dices muy interesante :)

25 mayo 2020

Opino como tú en gran parte de tus argumentos, Marta. Además, este asunto es parecido o igual que otros ámbitos de la vida. ¿Por qué a unos les gusta el morteruelo y a otros no?... Lo que sí denunció es que los medios de comunicación de masas y las discográficas nos impongan sus "lentejas". 😀

Marta Aparicio Puerta
26 mayo 2020

Efectivamente. Muchos factores son los que influyen para crear un gusto en algo. Y en cuanto a los medios de comunicación de masas y discográficas, opino lo mismo que tú. Eso no es crear un gusto, es obligarte a crearlo... Ojalá en algún momento esto deje de ser así y todo "esté más repartido". Muchas gracias por escribir, Javi. Te mando un fuerte abrazo.

Laura
24 mayo 2020

Creo que hay ocasiones en la que la melodía es mas compleja y nos parece mala canción; otras ocasiones en la que la melodía es mas simple y para nosotros es un auténtico temazo; y viceversa. Es decir, creo que el gusto de una canción no depende de su composición, sino de sentimiento, recuerdos, momentos, vaya, lo que te transmita esa canción. Es todo gusto personal (al igual que pasa con todo: ropa, estilo de vida, etc), y por eso creo que no hay que calificar una canción como temazo o como basura, ya que a lo mejor lo que a mi me parezca "buena" música, a mi amig@ le parece lo peor! ¡Viva la música y todos sus estilos!

Marta Aparicio Puerta
26 mayo 2020

Efectivamente no hay que confundir el gusto personal con el resto de cosas. Una buena composición es una buena composición, pero obviamente puede no gustarte. Estoy muy de acuerdo en eso. Lo importante es saberlo distinguir, y ¿cómo? Pues siendo objetiva, escuchando mucha música y apreciando lo que pasa. Cuanta más música escuches y de todos los estilos, mejor te parecerá después. ¿A que ahora escuchas el bajo mejor que nunca? Pues siempre ha estado ahí, lo que ha cambiado ha sido tu oído. Y como ese ejemplo, serían todos. Gracias por comentar <3

Gaby
24 mayo 2020

Yo no soy un entendido en música, la verdad que no soy entendido en nada. Solo me considero un mediocre por encima de la media de muchos... Todos tenemos una percepción de nuestras canciones según hemos escuchado o nos han hecho escuchar... nuestros ambientes, amigos, estudios,... Lo que si tengo claro, es que según van pasando los años, te importa menos lo que piensen de ti, y te empiezas a creer libre... descubres mucha música que antes no te planteabas escuchar, ya fuera por miramientos o complejos. La música es un arte, y como tal tiene todo el respeto de incluso a quien no le guste el estilo. Para mi, ahora una canción importante es la que me llega, ya sea por su letra o por sus acordes... y desde luego tiene mucha culpa como te sientas en ese momento. Ahora... Volveremos a brindar de Lucia Gil. Curioso un tío que no se ha perdido un concierto de ACDC. Y las tuyas... porque aunque no tenga una relación estrechisima contigo, eres algo mío... de mi pueblo.

Marta Aparicio Puerta
26 mayo 2020

Estoy súper de acuerdo contigo. El disfrutar de la música no es exclusivo para los que nos dedicamos a ella o la hemos estudiado. Es lo bonito que tiene. Y como bien dices, una canción importante es la que te llega, que no tiene por qué ser la misma que me llegue a mi. Los momentos, las situaciones, todo es importante. Y lo del pueblo, más de lo mismo. Muy de acuerdo en todo lo que dices. Un abrazo fuerte y gracias por comentar, velliscano :)

Carlos
24 mayo 2020

El gusto por cierta música y canciones es obviamente subjetivo y como bien dices depende de una serie de factores que tienen que ver todos con aspectos personales. Al fin y al cabo escuchamos las canciones de manera individual. Pero me atrevería a decir que hay canciones que tienen una capacidad de emocionar mayores que otras y por lo tanto creo que deberían ser tomadas como “superiores” a otras. No por ello denostando al oyente pero si otorgando una valía que se merecen ciertas composiciones frente a otras. Personalmente, dentro de los ejemplos que has puesto y con esa misma progresión de acordes creo que “No woman, no cry” de Bob Marley estaría por encima de ellas, parece obvio ¿no?Aunque posiblemente todas las canciones le deban algo a Pachelbel (Je!).

Marta Aparicio Puerta
26 mayo 2020

jajajajj!!! Total con lo de Pachelbel! Creo que es otra de las progresiones de acordes más utilizadas en la historia de la música. Interesante lo que dices de la capacidad de emocionar. Yo creo que la emoción también se debe a muchos factores. A mi me emociona la Chaconna de Bach, por ejemplo, tanto cuando la escucho como cuando la toco, y quizá, personas no acostumbradas a la música clásica, simplemente piensen en que es demasiado larga, y nada más (una pena, por cierto). Es muy complejo este tema y a la vez muy bonito. Muchas gracias por comentar! :)

Consuelo
24 mayo 2020

Marta con bien dices me han parecido todas (parecidas) a mi me gustan todas...pero tbm me gustan otro tipos de melodías....tbm otras letras q te llegan mucho más....tbm me gusta mucho la música clásica q tbm te llega al corazón..creo qvestad son todas muy comerciales...pero en fin como he comentado en otras ocasiones la música te transporta....te hace soñar...te lleva a lugares...a recuerdos....😍

Marta Aparicio Puerta
24 mayo 2020

Claro! Al final cada uno decide qué factores son importantes a la hora de decidir si una canción es buena o no... Y esos factores pueden ser muy variados. Lo importante, para mi, es las ganas de querer conocer nueva música, de saber apreciar lo que cada canción tiene de bonito y no conformarnos con lo que nos venden. Un abrazo!!!

Juan Carlos
24 mayo 2020

Yo hace tiempo que estoy muy cansado de todo el mundillo de música para vender y artistillos del momento. Intento buscar cosas que como guitarra me sorprendan y no me hundan en algo monótono. Intenta escuchar o buscar a uno que le sigo yo. Jussi Jaakonaho y su disco instrumental es Ghost Riot. Nada que ver con gente como Satriani o Vai. Música tensión suspense incertidumbre pero muy músical y utilizando recursos muy curiosos. Charangos, Martin 3 , guitarras de caja jazzmaster Firebird etc etc. Lo dicho muy curioso. Ya me contaras es un video que grabó explicando su equipo y como lo utiliza en el disco. https://youtu.be/_BuL5YcchCM

Marta Aparicio Puerta
26 mayo 2020

Hola Juan Carlos! Muchas gracias por el comentario. Eso, bajo mi punto de vista, es fundamental para poder disfrutar de la música. No sólo quedarte con los de siempre, sino investigar otra gente, músicos que aporten algo nuevo, o que no aporten nada nuevo pero hagan suyas las canciones... Muchísimas gracias por la recomendación, no conocía la guitarrista. Como bien dices, nada que ver con Satriani o Steve Vai (totalmente grandes guitarristas), trabaja en otros ambientes. Tiene como influencias de jazz pero con estilo propio y buen gusto. Me ha gustado. ¡Muchas gracias!

Joaquín Blas Cruz
24 mayo 2020

Ninguno es de mi estilo pero como tema me quedo con Cadillac solitario de Loquillo sin pensármelo dos veces

Marta Aparicio Puerta
24 mayo 2020

Yo también elegiría esa, pero en realidad, al menos en mi caso, es porque me trae buenos recuerdos y me gusta el sonido de las guitarras. Pero a nivel musical, vemos que tampoco sería tan distinta a las otras. Así es la música!! :)

Publica tu opinión